Balanceando



Por cada rol que sobreactúas,

por cada función en que te excedes

hay otras varias que descuidas

y que de necesaria atención carecen.

Si en esto cargas mucha tinta

en aquello hay vaciado,

si en esto encuentras desahogo,

¿en qué andas estresado?

¿En qué actividades te refugias

y en qué otras te sientes tarado?

Te esfuerzas en frenar tu exceso,

y te esfuerzas de manera absurda,

porque lo que falta es dar más peso

a lo que cuidas de manera burda.

Pueden ser trabajo u ocio,

tal vez hijos, comida, novio…

pero si tu sensibilidad es excesiva

o si lo haces con compulsión

mira y cambia en otros lados,

pues allí ha de estar la solución.

© Copyright 2014 Pedro Jara - Diseñado por Identika.